Mi perro tiembla

Como bien sabrás, ha llegado el invierno y los humanos empezamos a usar jerseys de lana para mantenernos calientes. Por suerte, nuestros amigos perrunos tienen pelos por todas partes (bueno, excepto los perros crestados chinos) y no perciben el frío de la misma forma que nosotros. ¿Pero entonces por qué tiemblan los perros?

El temblor en los perros puede deberse no solo al frío, sino también a otras razones.  A continuación, te mostraremos algunos de los motivos por los cuales tiembla tu mejor amigo de cuatro patas.

Mi perro tiembla demasiado ¿A qué se debe?

El frío

Como regla general los perros de pelo corto o sin pelo son más propensos a sentir el frío que perros de pelo largo.

Las razas de perros que sienten más frío:

  • Whippet
  • Galgo
  • Galgo italiano
  • Crestado chino
  • Bulldog francés
  • Yorkshire Terrier
  • Chihuahua
  • Carlino

No te olvides que los perros de edad avanzada y los cachorros son más propensos a sentir frío. También los perros bajitos como los salchicha, suelen temblar más durante el invierno (su barriga toca casi el suelo, así que ¡imagínate si hay nieve a su alrededor!). La tolerancia a las diferentes temperaturas también dependerá de la raza, por lo que es necesario que estés informado sobre el nivel de tolerancia a las temperaturas que tiene tu perro durante todo el año.

El estrés

El estrés y la ansiedad pueden causar temblores incontrolables en tu perro. El estrés puede surgir por fuegos artificiales y otros ruidos fuertes o por ejemplo si a tu perro no le gusta viajar en coche y debe subir al mismo. También es posible que tu peque haya vivido una experiencia traumática en el pasado y comience a temblar por este motivo. En estos casos lo que hay que hacer es mantener al perro calmado y tranquilizarlo. Te recomendamos hablar con voz calmada usando un tono bajo y suave. ¡No te olvides de acariciar a tu peludo con dulzura!

La ansiedad también puede surgir cuando debes volver al curro, después de haber pasado unas bonitas vacaciones contigo. Tu mejor amigo no entiende por qué debes irte y dejarlo solo y es posible que surjan leves temblores.

Envenenamiento

Los síntomas de intoxicación pueden variar mucho. Existen varios alimentos tóxicos para los perros como el xylitol, el chocolate y la cafeína.

Si sospechas que tu perro ha sido envenenado:

  • Mantén la calma
  • Aparta a tu perro de la fuente de intoxicación (si sabes donde está)
  • Busca rápidamente ayuda veterinaria de emergencia

Envejecimiento

Los perros mayores son más propensos a sufrir algunas enfermedades (como la disfunción cognitiva canina) que pueden causas temblores. Es una triste realidad pero los perros, tal como los humanos, envejecen. Si bien no hay forma definitiva para detener el proceso de envejecimiento, podemos pedir consejos a veterinarios profesionales para que nos ayuden a aliviar los síntomas del envejecimiento con tratamientos específicos y terapias caninas.

Insuficiencia Renal

Un perro tiembla también por una insuficiencia renal.

Síntomas que se pueden presentar debido a esto:

  • Temblores
  • Convulsiones
  • Desorientación
  • Respiración lenta
  • Vómito
  • Incontinencia
  • Anemia
  • Depresión
  • Pérdida de coordinación y equilibrio
  • Letargo y cansancio
  • Encías pálidas y secas
  • «Ojos inyectados en sangre»
  • Aumento de sed y continua deshidratación
  • Pérdida de apetito
  • Pérdida de peso
  • Pelo sin brillo
  • Aumento de derramamiento del escudo

Si tu perro no deja de temblar y muestra síntomas de insuficiencia renal, te recomendamos contactar inmediatamente con un veterinario.

El moquillo

El moquillo es una enfermedad viral muy contagiosa que se puede transmitir mediante el aire o las secreciones corporales. El moquillo puede afectar el sistema respiratorio y el intestinal, el cerebro, los ojos y, en algunos casos, la piel. Puedes prevenir esta enfermedad asegurándote de que tu perro esté correctamente vacunado.

Los síntomas del moquillo incluyen:

  • Temblores
  • Tos (algunos perros son mal diagnosticados con tos de las perreras)
  • Diarrea
  • Convulsiones
  • Vómito
  • Fiebre
  • Secreción nasal y ocular

El síndrome de temblor generalizado

También conocido como «síndrome del perro blanco temblador», esta enfermedad fue inicialmente encontrada en perros blancos y pequeños como el Bichón maltés. Cabe destacar que, sin importar cómo se llame el síndrome, hoy en día afecta a los perros de diferentes razas y colores. Todavía no se sabe con seguridad las causas de esta enfermedad, aunque muchos expertos creen que es el resultado de una hinchazón cerebral, una infección viral o un ataque interno en el sistema inmunológico.

Los síntomas incluyen:

  • Temblores
  • Problemas al andar
  • Mala coordinación
  • Convulsiones
  • Inclinación de la cabeza
  • Movimiento ocular aleatorio

Si tu perro no deja de temblar y crees que podría sufrir del síndrome de temblor generalizado, contacta inmediatamente con un veterinario.

La enfermedad de Addison

Esta enfermedad es causada por una deficiencia hormonal en las glándulas suprarrenales.

Aún si esta enfermedad es relativamente rara en los perros, puede ser más prominente en:

  • Perros de agua portugueses
  • Rottweiler
  • Westie
  • Bearded collie
  • Caniche
  • Wheaten terrier

Los síntomas de la enfermedad de Addison incluyen:

  • Temblores
  • Pérdida de peso
  • Diarrea
  • Deshidratación
  • Depresión
  • Sangre en las heces
  • Alopecia
  • Dolores en la zona abdominal
  • Letargo

Si tu perro tiembla constantemente y sospechas que puede ser debido a la enfermedad de Addison, te recomendamos contactar inmediatamente con un veterinario para que tu can reciba un tratamiento específico.

Problema de conducta

A veces no les prestamos la atención suficiente a nuestros perretes. Algunos perros (muy inteligentes) aprenden a temblar sabiendo que, si lo hacen, recibirán mucho cariño y muchos abrazos por parte de sus humanos. Al principio puede parecer algo mono, pero si no cortas este comportamiento de raíz, se te puede ir de las manos fácilmente. Si ya has llegado a un punto en el que no hay retorno, te aconsejamos consultar a un educador canino cualificado.